La cabeza del Reptil humanoide no es cabeza modificada de ninguna especie de mamífero cuadrúpedo conocido, replica al Ph.D. Rodolfo Salas-Gismondi, (2018).

Biól. José de la C. Ríos López, M en C. José de Jesús Zalce Benítez, Med. Ciruj. Edson Salazar Vivanco, Dr. Raymundo Salas Alfaro e Inv. Thierry Pierre Maurice Jamin.

Resumen

Se evaluó mediante estudios de imágenes de tomografía el cráneo del espécimen del Reptil humanoide y desde un principio que se dieron a conocer el Ph.D. Paleontólogo  Rodolfo Salas Gismondi se manifestó haciéndolo ver como producto de un fraude, de que estos corresponden a cráneos de mamíferos manipulados, manifestando que estos serían cráneos de gato, perro  y de camélido (vicuña, guanaco, llama, sin poder especificar que especie en particular es la que se empleo su cráneo y sin mostrar análisis alguno que sustente sus afirmaciones, en esta investigación científica se exponen las características únicas que presentan estos cráneos de estos especímenes, nunca antes descrito por la ciencia actual, cuyas características fenotípicas refieren a un reptil con forma humanoide de tres dedos y evidenciando las malas intenciones de Salas Gismondi que contribuye más a la pseudociencia con la finalidad  de poner en entre dicho este descubrimiento científico como algo sin importancia y no empleando la metodología científica como lo amerita el caso.

Antecedentes

Gran controversia ha causado los seres de tres dedos y no ha faltado que algunos especialistas salgan a la palestra para tratar de desmentir este hallazgo, sin la menor evaluación de ello.

Tal es el caso del Paleontólogo Salas Gismondi, quien ha publicado en algunos foros, donde trata de mostrar este hallazgo como un fraude. En el mes de Agosto de 2017, se manifestó contra el caso en el programa radial de Anthony Choy [1, 2], donde manifestó que las cabezas de pequeños seres de 60 cm, está construidas  a partir de cráneos de animales señalando como de perros, gatos, y camélidos. Ante tales imputaciones, el equipo de investigación de las momias desecadas de tres dedos del Instituto Inkari Cusco-Perú, se dio a la tarea de corroborar si dichos señalamientos son verídicos.

Para ello se compararon imágenes por tomografía de perro (Lycaon sp.), la llama (Lama glama) [3], gato (Felis ssp.) y el Reptil humanoide, para descartar o afirmar dichos señalamientos.

El paleontólogo Rodolfo Salas Gismondi, en un documental francés que muestra la cabeza de un camélido

 

 

Paleontólogo Rodolfo Salas Gismondi, en un documental francés mostrando la cabeza de un camélido, donde señala que por la similitud en apariencia con los restos hallados en Nazca de seres de características reptil, correspondería a sus cabezas de armados de huesos de diversos mamíferos (perros, gatos y llamas).

Cráneos de llama y de una entidad tridáctilos cráneo

Cráneo de llama (Lama glama), el cual se pretende hacer creer que están hecho las cabezas de los especímenes de tres dedos de característica reptil (Reptil humanoide).

Comparación de secciones tomográficas de cráneos entre el lama y el humanoide de tres dedos de Nasca
Comparación de secciones tomográficas de cráneos entre el lama y el humanoide de tres dedos de Nasca

Trabéculas está presente en este corte comparativo en la anterior del cráneo de la llama (Lama glama) y el cráneo del Reptil humanoide.

Comparación de secciones tomográficas de cráneos entre el lama y el humanoide de tres dedos de Nasca

 

 

La Neumatización está presente en este corte comparativo en la parte  anterior del cráneo de la llama (Lama glama) y ausente en el cráneo del Reptil humanoide.

 

 

La neumatización hacia la región  anterior del cráneo de la llama (Lama glama), observada al corte de tomografía, en tanto que el cráneo del Reptil humanoide que se pretende afirmar como una parte del cráneo de la llama no evidencia esa neumatización.

Comparación de secciones tomográficas de cráneos entre el lama y el humanoide de tres dedos de Nasca
Comparación de secciones tomográficas de cráneos entre el lama y el humanoide de tres dedos de Nasca

 

 

La neumatización hacia la región  anterior del cráneo de la llama (Lama glama), es de alrededor de un 30 %, en tanto que el cráneo del Reptil humanoide que se pretende afirmar como una parte del cráneo de la llama muestra esa neumatización en 1% de su área

 

 

La base interna de ambos cráneos muestra una gran diferencia en ambos especímenes.

Comparación de secciones tomográficas de cráneos entre el lama y el humanoide de tres dedos de Nasca
Comparación de bullas timpánicas entre llama, gato, perro salvaje y el humanoide tridactilo

 

 

Tomando como referencia la ubicación de las bullas timpánicas de diferentes cráneos de animales adultos como la del perro (Lycaon pictus), llama (Lama glama), gato (Felis ssp.) y comparándolas con las del Reptil humanoide, observamos que el perímetro craneal es mayor en la del Reptil humanoide, seguida en menor dimensión la del perro, posteriormente la llama y por último de menor dimensión la del gato.

Base de un cráneo reptil humanoide

Base del cráneo de la parte inferior  de una  las cabezas del Reptil humanoide pertenecientes a Paul Ronceros el cual levanto la piel pensando que solamente se trataría la cabeza de mamífero cuadrúpedo (perro, gato y/o camélido) según la opinión que le dio el paleontólogo Salas Gismondi, en el que se aprecia la base del cráneo que no ha sido tallado, cortado o limado y se ve una sutura longitudinal próximo al foramen magnum cuya forma del orificio es muy singular por su forma cuadrado.

Vista inferior de un cráneo de llama

Vista inferior del cráneo donde se observa el palar duro del camélido (Lama glama), que ha sugerido Salas Gismondi como una de las piezas para la cabeza del Reptil humanoide.

Conclusiones

Las cabezas del Reptil humanoide, presentan un 1 % de área de neumatización localizado en la parte posterior o región occipital, en comparación al cráneo de Lama glama cuya área del cráneo en su parte anterior presenta un 30 % de neumatización que se extiende a una cuarta parte del cráneo de anterior a posterior.

La cabeza de estos especímenes poseen un foramen magnum de forma cuadrada, carece de mandíbula, la ubicación de los cóndilos es hacia atrás del forarmen magnum, en especies terrestres los cóndilos se sitúan en la parte anterior a dicho orificio.

El perímetro craneal es mayor a nivel de la ubicación de la bulla timpánica y de manera general en el Reptil humanoide al compararla con la del perro, llama y gato.

La base del cráneo presenta dos suturas transversales, una anterior al foramen magnum y otra en la parte posterior.

No hay indicios de manipulación de estos cráneos o cabezas, ya que la piel que lo recubre no presenta, enmendaduras, rasgaduras, cortes o suturas que lo confirme, así como tampoco en los huesos que lo conforman no hay signo alguno de modificación.

Por lo tanto,  el cráneo de estos especímenes no corresponde a ningún cráneo que se conozca de mamífero terrestre, siendo macrocéfalo debido a las dimensiones que presenta este espécimen de características de reptil.

Agradecimientos

Al Instituto Inkari Cusco-Perú, por las facilidades en la obtención de las imágenes de tomografía y rayos x para la realización de esta investigación científica.

Référencias

  1. Cabezas armadas con cráneos de animales. Rodolfo Salas-Gismondi, Ph.D. (Departamento de Paleontología de Vertebrados, Museo de Historia Natural, UNMSM, Lima Perú e Investigador Asociado, División of Paleontology, American Museum of Natural History. Disponible en: https://drive.google.com/open?id=1lXTrDYibqt4FxXNUpQGSe53sA1n1-TkV
  2. Cráneo de llama (Lama glama). Disponible en: http://digimorph.org/specimens/Lama_glama/
  3. Craneos de Reptiles humanoides: solo un problema de escala : https://www.the-alien-project.com/es/2018/04/24/craneos-reptiles-humanoides-problema-de-escala/

©Jose de Cruz Ríos López / Instituto Inkari Cusco

Share This